Cómo ahorrar en tóner

La tinta de los cartuchos es muy cara, es un hecho. Por eso muchas empresas e individuales buscan cortar los costes en ella cuando es algo que saben que necesitan. Cada vez existen más sistemas de impresión especiales para PYMES y colaboran en el éxito de las mismas, controlando estos gastos. Cómo ahorrar en tóner, aquí te lo explicamos.

Ventajas de la optimización del tóner

Cuando consigues obtener un ahorro en tóner puedes reducir el coste del pago por página impresa para tus clientes o para tu negocio. De ese modo, serás más competitivo en el mercado y también ofrecerás un servicio de calidad a tu personal o clientes. La reducción del uso de tinta, o aprovechar la tinta de manera óptima, lleva a que el cartucho pueda durar más del doble que sin llevar unas medidas para este cuidado. Esto también es bueno porque por un largo tiempo no tendrás que reponer cartuchos, con lo cual, tendrás más tiempo para invertir en otras actividades. El ahorro de la tinta se traduce a su vez en conservar la máquina ya que todos los tratamientos que se realizan para una optimización eficiente del tóner, también se están realizando para cuidar a la la impresora. Y muchas veces, son medidas muy simples y lógicas de las que podemos obtener muchos beneficios en el largo plazo.

Los mejores trucos para ahorrar en tóner

Hay varias medidas a tomar para el control de costes de impresión y ahorrar tinta. Algunas que te exponemos aquí son:

1. Asigna un porcentaje que sea fijo de control de tinta por usuario.

2. Aplica una tasa flexible de ahorro de tóner que puede ir desde el 0% al 100%

3. Cada impresora tiene sus condiciones de ahorro, entonces debes analizar los modelos de impresora que usas y seguir las indicaciones de cada modelo.

4. Lleva un historial de consumo y ahorro de tóner o tinta para tener claros los costes ahorrados.

5. Existen en el mercado un producto que ha sido desarrollado para aumentar los niveles de rendimiento a través de la optimización y la compresión de los archivos que se deben imprimir. Una de estas soluciones es la existencia de un aparato que el servicio de Fabricom te muestra y que te permite despreocuparte de los gastos del tóner, ya que solo se paga por página sin la necesidad de comprar tintas ni ocuparse del mantenimiento y sale mucho más barato. Se incorpora en el sistema que tienes en la empresa. Este instrumento no solo rebaja el uso de tinta sino que también aplica unas configuraciones especiales de impresión personalizada para lo que los diferentes departamentos y usuarios necesiten.

6. Cuando tengas problemas con la máquina, no intentes solucionarlo imprimiendo hojas de prueba porque es una manera de gastar tinta. Siempre llama a alguien que te lo vaya a solucionar.

7. Antes de comprar una impresora, piensa en el uso que le vas a dar para poder escoger el modelo más adecuado.

8. Una actividad que parece obvia pero que muchos se olvidan es el apagar la impresora por el botón de encendido. Si apagas la impresora por el regulador de tensión lo que estás haciendo es que al encenderlo de nuevo la máquina hará su ciclo de limpieza o muchos modelos de impresoras más antiguas imprimen una hoja y en estos dos casos se consume mucha tinta.

9. Intenta imprimir en la escala de grises porque aunque se consuma tinta, es bastante menos que en color y también activa el modo rápido de impresión, es algo que consume menos tinta.

10. Pon la impresora en modo “borrador”. Este modo es suficiente para imprimir la mayoría de los documentos con calidad. En caso de necesitar que ese documento necesite más calidad, en cualquier momento, se podrá cambiar de nuevo el modo.

11. Deberías ajustar los parámetros de impresión desde el ordenador. Ahí podrás decidir sobre las opciones de impresión como la calidad de impresión, la resolución pues cuanto más baja sea, menos tóner usarás, impresión del documento en negro o escala de grises y dejar activado el ahorro de cartucho. Todas estas funciones están en el ordenador.

12. Elimina los dibujos y logos que estén en el documento y que no sean necesarios. De nuevo, son mucho gasto de tinta.

13. Algunas veces hay que pensar en cambiar de maquina y adquirir una nueva impresora. Las nuevas impresoras tienen incorporadas novedades para la optimización de la tinta.

14. Reutilizar el cartucho es otra opción que está disponible. Tan solo llevando los cartuchos a una empresa que los recargue de nueva tinta, puedes ahorrar más de la mitad de lo que cuesta uno nuevo.

Los beneficios del control de costes de impresión se llegan a ver con el tiempo y, aunque en ciertos consejos, quizás debas de hacer una inversión, a la larga tiene sus ingresos para tu empresa.